Para bien o para mal, por distintas circunstancias, en esta vida me ha tocado algún que otro peregrinar. Ello ha conllevado el tener que despedir, recibir, conocer gente... algunas de estas personas me han concedido el privilegio de considerarse mis amigos... y muchos, aún hoy, siguen siéndolo.
Gracias por estar ahí.

domingo, 8 de mayo de 2011

Los políticos ya no parecen pensar en el beneficio de su tribu.

Desde que el domingo pasado leí la primera carta en respuesta a las desafortunadas declaraciones del, le llamaremos Señor, Ministro de Trabajo e Inmigración Valeriano Gómez , la defensa de otro punto de vista, en respuesta a sus ladridos desde Marte (como dice la Mamá de Mateo), no se ha hecho esperar.
Pensé no escribir al respecto porque he leído cartas y comentarios tan buenísimos, llenos tanto de indignación como de amor, que queda poco para aportar.

Pero, sacando ideas de unas y otros, me he dado cuenta de que todavía deberíamos ser más los que llevemos nuestra carretilla, llena de arena, para hacer crecer esa montaña desde donde nuestras voces se puedan expresar con más claridad y que lleguen a más orejas a la par.

Sólo expondré alguna idea que ronda mi cabeza desde que hace relativamente poco, en mi entorno más cercano, se me ha tachado de madre blanda, de madre permisiva.

Pues sí, puede que a mis hijas les falte cierto entrenamiento…porque…

No les gusta dormir solas. La peque, en casa, no es capaz de conciliar el sueño sin la teta (En la guarde sí, claro, allí ella sabe que no le queda otra más que la resignación).
No soportan largos minutos de sobremesa sentaditas como estatuas.
Les gusta comer solas, aunque ello conlleve algo más de ensuciamiento a su alrededor.
A veces no comen todo lo que los demás se proponen que ingieran.
Levantan el tono de sus pequeñas voces para hacerse entender entre abusivos adultos.
Tarda Julia un siglo y medio en terminar sus tediosísimas fichas del cole (Aunque en este tema va habiendo cambios, ya os contaré).
Ella quiere coleccionar todos los pedruscos que se encuentra (aunque sean, poco vistosos, trozos de ladrillo rojo).
No terminan de entender que en casa no se corre, que en el sofá no se salta, y que no hay que traer arena en los bolsillos.
Si ven la tele encendida, no tardan en pedir cambiar el canal al de los dibujitos.
Y demandan nuestra compañía en muchos momentos al día, entre otras incomodidades.

Pero tengo claro que si, para conseguir superar estos tan importantes inconvenientes, la solución pasa por destetar forzosamente a Luisa, aplicar el famoso Método, el cachetón, la obligación y el grito, nos quedaremos como estamos,con la lactancia, la empatía, la escucha, la comprensión, el diálogo y los cambalaches de andar por casa.

Reitero:
De una crianza respetuosa, no son los padres de ese niño los más beneficiados (para mí seguro que sería mucho más fácil el criar a cachete y amenaza)... los beneficios son para el futuro de la tribu entera, que finalmente podrá contar entre sus filas con un adulto que sabrá volcar, en el resto del mundo, el amor y respeto que ha recibido.

Quizás con estas nuevas propuestas de nuestros políticos la vida para los padres sea más fácil, a la hora de tener perfectamente educaditos a nuestros hijos, todos saldrán más igualitos, podremos seguir con nuestra vida anterior como si nada hubiera pasado, que nos permitamos comernos todavía menos la cabeza, los papis, los políticos e incluso los niños, que desde bien pronta edad tendrán sus propios objetivos a conseguir, con sus respectivas evaluaciones, y unos métodos instaurados para que lo consigan sin rechistar, con sus cientos de fotocopiables y pre- recortados ejercicios que sólo tendrán que rellenar, de los colores que les indiquen, sin salirse de la raya , eso si. Muy importante.

Los adultos: Levantarnos, acudir al trabajo, fichar, producir sin recapacitar más (Lo que diga el jefe), salir , recoger a los niños cansados, callados y bien adiestrados del centro escolar, acostarlos y al día siguiente vuelta a empezar.
Soñando a cada minuto con que lleguen las ansiadas vacaciones, para que éstas pasen fugaces y sólo quede el recuerdo de lo que se sufre intentando leer el periódico, a la sombra del chiringuito, con los peques vociferando a nuestro alrededor como salvajes y llenando nuestra cerveza con crisposa arena de la playa.

Y sí, en mi familia tiramos de guardería y también defiendo que todo aquel que lo necesite disponga de su plaza en una pública, gratuita y mejorada.
Que quizás es lo que torpemente quiso expresar Valeriano. O quizás no, que ya se nos va viendo el plumero… a los de izquierdas también.


Sirva esta pequeña reflexión para hacerme un huequito en la reivindicación bloguera.
No podía dejar de unirme. Esto nos debería de importar, mucho, a todos.




13 comentarios:

  1. A mí también me pareció en un primer momento (otro de los rasgos de nuestro carácter blandengue), que a lo mejor quería decir otra cosa y nos fuesen a poner guarderías públicas baratísimas y con un amplio horario desde el día 1.

    Pero no, no era eso, en éste caso, el que piensa mal es el que acierta.

    Queremos pedir 20 semanas y se nos van a quitar las míseras 16 que tenemos??

    ResponderEliminar
  2. Qué blandas somos!!! La mía comparte punto por punto todo lo que has puesto sobre las tuyas!!!
    ;-)
    Y sí, la vida al final es eso que tan bien has descrito, y así quieren muchos que sigan siendo!
    Incluso millones de esclavos que defienden su "derecho" a la esclavitud!!! El sistema perfecto!!!
    Besos, gracias por sumarte!!!!

    ResponderEliminar
  3. Si que podría ser ese el triste propósito Chica de las flores... me van a dar ganas de llorar...

    ¡Qué alivio da Ile, ver que en vuestras casas pasan cosas similares!! Me sumo con tanto gusto...de viajar a vuestro lado y pensando que lo más grande siempre estará hecho de muchos pocos.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, creo que es muy positivo que alcemos nuestras voces en contra de lo que nos parezca mal :)

    Me presento y te sigo
    http://avecesmujersiempremama.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Si, aunque interpretaciones pueden ser mil... si como lo interpretamos no nos gusta, lo debemos hacer notar... y si estam@s equivocad@s que alguien nos lo explique.
    Bienvenida.

    ResponderEliminar
  6. Sí, aunque interpretaciones pueden ser mil. Cuando estemos en desacuerdo, debemos expresarlo... y si hemos caído en un error que nos lo vuelvan a explicar mejor.
    Nos seguimos. Bienvenida.

    ResponderEliminar
  7. ¡Oído Cocina! por la cuenta que me trae...
    Has expresado muy bien lo que piensas y porqué lo piensas. Me quedo con lo de las vacaciones y el dia a dia. Si no lo refrexionas, crees que es lo que quieres. Lo fácil es dejarte llevar por la marea. Cada vez que sienta ganas de idolatrar la rutina absurda hacia la que tiendo, me leeré lo que escribes. Lo cierto es que no dejo de estar hecho un pequeño lío, pero puestos a seguir la luz de un faro, que sea una luz bonita como la tuya.
    Me encanta lo de "el sistema perfecto", Ileana: "miles de exclavos exigiendo el derecho a la exclavitud"...Con esto se puede entender mucho gracias a pocas palabras.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Jordi por viajar conmigo, por confiar en mí, en lo que leo, en lo que escribo y en mi tribu.
    Muchos días me faltarían fuerzas si no estuvieras a mi lado. Te lo digo poco, pero lo pienso mucho.

    ResponderEliminar
  9. Maravillosa carta!! Somos muchas personas que sabemos que los bebés deben estar con sus padres durante, qué menos que el primer año. Esto es imprescindible para un desarrollo sano a todos los niveles de la persona. Yo soy madre, psicopedagoga y maestra, y siento la necesidad de luchar por conseguir que esto sea realidad, pero al mismo tiempo me siento muy impotente de ver la indefensión a la que están condenados nuestros bebés en esta sociedad. Estoy proponiendo que creemos una Asamblea o un grupo de trabajo dentro del moviento 15M para dar difusión a este tema y exigir cambios urgentes en la política social. ¿Qué os parece?

    ResponderEliminar
  10. Podría ser...habría que sumarlas a estas:

    http://www.democraciarealya.es/?page_id=234

    ResponderEliminar
  11. Hola,
    Gracias por tu mensaje. He recibido varias respuestas a mi propuesta a través de los distintos blogs y estoy muy ilusionada por ver que hay personas como yo preocupadas por la atención a la infancia y que están dispuestas a trabajar por ello.

    Mi idea es formar un grupo con todas las personas interesadas en este tema y trabajar en la propuesta concreta de ampliación del permiso maternal a un año. En este trabajo habría que fundamentar la necesidad y la conveniencia de este cambio desde el punto de vista sanitario, laboral, económico, social, educativo... Para ello tendríamos que recopilar todos los estudios que se han realizado hasta la fecha e información sobre otros paises donde ya existe este permiso o incluso mayores, para darle una fundamentación sólida a la propuesta. Y por último tendríamos que pensar en qué medidas de presión concretas se pueden llevar a cabo para conseguir el objetivo tales como recogida de firmas para una propuesta popular, envío de cartas a las autoridades correspondientes, campañas de información por diversos medios, ...

    Para todo esto hace falta gente de todos lo ámbitos, del ámbito legal, del ámbito educativo, gente que sepa manejar bien el tema de las redes sociales e internet... Yo pertenezco al ámbito educativo y de la psicología, en este campo puedo aportar cosas.

    ¿Qué os parece quedar un dia de esta semana para ver todo esto y empezar a trabajar?

    Un saludo,
    Adhara

    ResponderEliminar
  12. Adhara, como no me va a parecer bien tu propuesta...
    Pero mira cuando te estoy contestando.
    Al final cada uno encuentra su propia forma de luchar, algunos se pueden sentar en la Puerta del Sol y otros nos tenemos que conformar con escribir en nuestras pequeñas ventanas. Y por el medio toda la gama del color que elijas. Yo no te voy a mentir... por ahora... no doy para más.

    ResponderEliminar
  13. Hola, soy de Ecuador, y he creado una petición en esta página http://chn.ge/16ABmKo, para que se incluya la Conciliación Familiar-Laboral en el Código Laboral, por favor, pueden leerla, y ayúdenme firmando y difundiendo, en Ecuador, solo tenemos 12 semanas de permiso de maternidad, y un año de licencia por lactancia (2 horas diarias), y como madres, sabemos que esto es terriblemente insuficiente.

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinión. Por faaaaaa... Deja tu comentario: