Para bien o para mal, por distintas circunstancias, en esta vida me ha tocado algún que otro peregrinar. Ello ha conllevado el tener que despedir, recibir, conocer gente... algunas de estas personas me han concedido el privilegio de considerarse mis amigos... y muchos, aún hoy, siguen siéndolo.
Gracias por estar ahí.

sábado, 11 de febrero de 2017

¡Chicas, no dejéis nunca de brillar!

Poco que comentar.
Hoy a escuchar (y ver) de nuevo esta canción, que me hace ser consciente de la grandiosidad en cada mujer.
Porque, me cruce con la mujer que me cruce, veo en ella una vida entera de lucha y victoria.
Por todas las mujeres. 
Porque sin su esplendor este mundo sería aún más sombrío.


¡Chicas, no dejéis nunca de brillar! 



¡Gracias Bebe! Me encanta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me interesa tu opinión. Por faaaaaa... Deja tu comentario: